La digitalización de imágenes funciona mediante un programa o software que se puede conectar a cualquier equipo de diagnóstico médico con una computadora y visualizar así una imagen o foto del estudio realizado. De esta manera se almacena un archivo en formato digital y se puede acceder a él en cualquier momento y desde cualquier lugar, lo que evita acumular placas (radiológicas, tomográficas, resonancia, etc) y papeles ecográficos entre otros elementos

EL DESARROLLO Y LAS VENTAJAS
La digitalización se inició en los Estados Unidos y Europa a fines de 1980 y luego al término de los 90´ empezó a implementarse en Sudamérica, pero en principio sólo se podían digitalizar los estudios de radiología y la tecnología necesaria para implementarlo tenía un costo económico casi inalcanzable para la mayoría de las entidades nacionales.
Actualmente el uso de dispositivos de imágenes digitales, como radiografía, resonancia magnética, tomografía computarizada, ultrasonido y sistemas de información se ha ampliado en los últimos años, debido a una serie de factores, entre ellos la disponibilidad de mejores tecnologías. Tal aumento de la inversión se tradujo en una mayor precisión, velocidad y eficiencia en estos servicios, así como en la mejora de la calidad de la atención.

 

“El profesional además de explorar las imágenes diagnósticas de sus pacientes desde su computadora en su consultorio o fuera de él, puede visualizar una parte en particular de una imagen, ampliarla, y observarla en detalle. De esta manera lesiones que antes pasaban desapercibidas hoy son claves para un diagnóstico.” describe el Dr. Sebastián Barreiro, Adscripto a la Dirección Médica del Sanatorio Colegiales. “Por otro lado muchos equipos médicos brindan además de imágenes, videos, por ejemplo los ecógrafos. Antes el médico solicitante de una ecografía obtenía sólo una imagen, hoy además de ella puede tener todo el video del estudio completo.” detalla el especialista.

La Digitalización también permite que las imágenes sean vistas internamente en red desde el puesto de trabajo de cada profesional, ya sea en internación, área quirúrgica o consultorios externos en estaciones estratégicamente ubicadas en cada en sector, se puede interactuar con las imágenes obtenidas a través de una workstation.Las ventajas también son muy significativas para los pacientes, reciben un CD con la totalidad de las imágenes y sus informes correspondientes, en forma conjunta también reciben la impresión en alta definición de los resultados más relevantes. A su vez esta tecnología facilita el acceso directo a todos los estudios realizados dentro y fuera de la institución vía Internet, esto ayuda a los profesionales a estar en íntima relación con todas las imágenes de los pacientes durante las 24 hs., mediante una clave de seguridad para el acceso al sistema.

LA IMPLEMENTACIÓN
Actualmente es utilizado por un grupo todavía reducido de entidades privadas de salud, con diferentes alcances en relación a la cantidad de tipos de estudios digitalizados. Algunas de las entidades donde se implementa son: El Hospital Alemán, el Hospital Británico, el Sanatorio Colegiales, el Hospital Italiano, Sanatorio La Trinidad Palermo, Sanatorio Mitre, Instituto Dupuytren, entre otros. El caso del Sanatorio Colegiales – www.sanatoriocolegiales.com.ar – se destaca por tener digitalizado todo su servicio de imágenes por completo, lo que permite ver todos los estudios de diferentes especialidades de un mismo paciente, desde un mismo ordenador.

En relación a su experiencia profesional el Dr. Barreiro asegura “Como médico oftalmólogo este sistema me ayuda a investigar los estudios de mis pacientes en detalle y con más rapidez, desde el sanatorio, mi consultorio o si me encuentro en el exterior. Puedo acceder también a otras imágenes pedidas por colegas de otras especialidades que están en relación con mis pacientes, lo que me sirve para obtener un panorama interdisciplinario”. El médico especialista ha participado en numerosos congresos internacionales, recientemente lo hizo en el Association for Research in Vision and Ophthalmology (ARVO), Fort Lauderdale, Florida, USA. Además es miembro de la ARVO (Association for Research in Vision and Ophthalmology) y la AAO (American Academy of Ophthalmology), y en forma permanente realiza investigaciones relacionadas al uso de la tecnología en su especialidad.

TENDENCIA
Este proceso de digitalización también enfrenta desafíos que deben tenerse en cuenta para alcanzar el éxito: su aplicación requiere de la participación de altos niveles de gerenciamiento, que se encargarán de mostrar la viabilidad financiera del proyecto en curso de ejecución, así como ayudar a superar los obstáculos que pueden aparecer a largo plazo. Las restricciones financieras deben ser consideradas, dado lo elevado de las inversiones necesarias, en contraposición a las soluciones relativamente más baratas previas a la era digital.

“Dado que la aplicación de una nueva infraestructura tecnológica es un cambio significativo en la forma de hacer las cosas, la institución debe estar preparada para recibir y aprender a utilizar esta tecnología, y adoptar los nuevos procesos que vayan a derivar de esta ruptura de paradigma” comenta al respecto el Dr. Carlos Chiandussi, jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Sanatorio Colegiales.
Actualmente, el mercado digital está en una fase temprana de desarrollo, se espera que en el futuro inmediato se profundicen las tendencias de su utilización:

• La desaparición definitiva de la placa radiográfica convencional
• La eliminación de los líquidos reveladores contaminantes
• La utilización de los teléfonos celulares de parte de los médicos especialistas para visualizar estudios digitalizados
• El desarrollo de software complementarios al sistema de digitalización que permiten detectar con precisión los tipo de prótesis ortopédicas que precisa el paciente según su diagnostico. Entre otras novedades que ampliarán las ventajas y utilidades del sistema.

Esta nueva tecnología de última generación permitirá cada vez más optimizar los tiempos y ampliar las utilidades de aplicación, con evidentes ventajas tanto para los profesionales como los pacientes. Profundizando así la nueva era de la modernización en medicina asistencial impulsada por las entidades de la salud que apuestan a la inversión en calidad de servicio.